domingo, 18 de marzo de 2012


El juego


En una esquina de la habitación, lleno de temblores, Miguel seguía sujetando la pata de la silla llena de sangre y de grumos.


Extracto de la conversación vía sms recogido por la policía:
Bandeja de salida de el teléfono de Miguel Nuñez Torres:
Hugo ncsito ayuda stoy atrapado en mi casa
x favor ayudam esto esta lleno de zombis
rápido!!!!
Bandeja de salida de el teléfono de Hugo Gutierrez Salazar:

jt.dmgptajtmgd


1

-Muchísimas gracias papa.
Era la primavera numero 18 de Miguel, y todavía no se podía creer, aunque lo tuviera enfrente de sus narices, que su padre, aquel hombre tan serio y frío que solo estaba en casa para dormir, le regalara un Samsung galaxy, el teléfono que tanto deseaba.
-¿Puedo probarlo?
-Por supuesto que si- Dijo su padre con voz fría, carente de sentimientos.
-Voy a llamar a Hugo.

Hugo era el mejor amigo de Miguel desde que los dos contaban con ocho años, y es que una década de amistad les parecían a ambos una eternidad.
Vivían en la misma calle a unos escasos ochenta metros de distancia, en una urbanización “con clase” como solía decir la madre de Miguel, y es que por suerte para su familia, su padre era un empresario con grandes cualidades.
German el padre de Miguel era director de una importante empresa que se dedicaba al transporte de bebidas alcohólicas, por aquel entonces cuando su padre empezó a ser un tipo distinguido conoció a Maite, no se lo pensó dos veces, se casó con ella y compraron un chalet en una urbanización de clase alta.

-¿Si?, ¿diga?
-Hola Hugo, soy Miguel, ¿adivina desde donde te llamo?
-¿Desde tu casa?-Dijo Hugo en tono bromista.
-Claro que si imbécil, pero te estoy llamando desde mi móvil nuevo, ¿adivina que móvil es?
-No me jodas que..
-Oh si, si que jodo, te llamo desde mi nuevo Samsung galaxy.
-¡Miguel!, ya vale de hacer el tonto con el móvil, que no tienes quince años, joder- rugió la voz de su padre a sus espaldas.
-Vale padre, lo siento- dijo Miguel mientras se alejaba del salón subiendo las escaleras que llevaban a su habitación.
-¿Miguel?, ¿Miguel estas ahí?
Miguel se acerco el teléfono a su oreja derecha
-Si, si estoy aquí, es que mi padre..., ya sabes, es muy pesado.
-Bueno que, ¿a que esperas para venir a mi casa y enseñarme tu maldito teléfono móvil nuevo?
-En media hora estoy en tu puerta, ¿okey?
-Venga, y sé puntual ¿eh?
-Siempre lo soy mamonazo, hasta luego.
-Hasta luego.

3 comentarios:

  1. Ya van dos meses de esta entrada que promete una buena historia ¿Hay más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tengo otro "capítulo" más, en estos dias lo subo =)

      Eliminar